EPISTOLARIO SOÑADOR – MUESTRAS IV

Sujeta de espaldas sobre la cama, únicamente sentía el peso del hombre sobre ella, sin importarle su nombre, solo su peso, su olor, su sabor, el roce de su piel.

Mauro separó las piernas de Emilia. Sus manos recorrían ligeras la distancia entre las rodillas de la viuda y el arranque del camisón de seda. A un mismo tiempo, sus dedos ágiles apartaron unos pocos centímetros de la negra tela en cada trayecto, hasta que el sexo húmedo se hizo por fin aparente. […]

El fragmento pertenece al cuarto relato de la obra. Lo encontraréis en la página 56 del libro.

Sigue abierto el proceso de preventa de Epistolario de un soñador. Podéis reservar ejemplares enviándome un mensaje al correo electrónico (delescriptum@gmail.com).

Abrazos,

Ramón Zarragoitia

Anuncios

~ por DELESCRIPTUM en 14 mayo, 2014.

 
A %d blogueros les gusta esto: