Muestrario con Fernando Valls

Hace unas semanas, Fernando Valls tuvo la gentileza de publicarme estos microrrelatos en su Blog, LA NAVE DE LOS LOCOS.

LA VERDAD DE LOS CHARCOS

En este lugar no cantan los pájaros. Aquí los colores jamás existieron y todo parece recubierto de gris. El niño vaga solitario. Recuerda a su padre conduciendo. Evoca también una curva en el kilómetro nueve de la autopista y un móvil que comenzaba a sonar. El pequeño se acerca ahora a los grandes charcos que la lluvia formó ayer. Sus pies blancos y huesudos se estremecen al penetrar en el agua helada; ¿sospecha?, ¿acaso presentimiento? Cuando descienda la vista, un espejo vacío proclamará para él la Eternidad.

 

NEGRAS LÍNEAS SOBRE MURAL DE NIEVE

Media ciudad nos observa frente al micrófono. El alcalde acaba de entregarme una placa. Escucho mi propia voz. Suena fría, débil, distante; suena anciana. Es entonces cuando levanto la vista hacia una pared. Allí están vuestros nombres: Paula Alicia, Gladys, Adelaida, María Eugenia… Mis muertitas en tinta negra. A todas os cobijo. A todas os llevo en un mismo recuerdo nublado y os rescato de vez en cuando sobre los grises pupitres donde uníamos capotes y tripas, donde colocábamos gorros y vitolas. Éramos las cigarreras. Atesoramos incontables pláticas de labor y aquel olor a nicotina que cada noche impregnó los cabellos de nuestros hijos y el cuerpo del hombre amado. Oídme bien, queridas mías, soy Ligia la superviviente, ¡soy la última Torcedora!, y aunque mi hija me arrastre ahora del brazo, aunque se obceque en regresar a casa, sé bien que mi sitio está entre vosotras: sobre las negras líneas de este mural de nieve.

Un honor que te agradezco de veras, Fernando.

Abrazos para todos,

Ramón Zarragoitia.

Anuncios

~ por DELESCRIPTUM en 29 marzo, 2013.

 
A %d blogueros les gusta esto: